Caleta Olivia - Santa Cruz - Argentina
"Portal a los Hielos Eternos"

Turismo - Reserva Natural Ría Deseado

Ubicación:

La Reserva Natural Ría Deseado comprende a toda la ría y sus zonas aledañas desde el paralelo 47° 30´hasta los 47° 48´.

La ría tiene una extensión aproximada de 40 Km. y está orientada de este a oeste desde la boca del Océano Atlántico hasta la altura del Cañadón del Puerto, torciendo luego endirección sudoeste y, finalmente, al oeste.

En la entrada de la ría, sobre su costa norte, se levanta la pintoresca ciudad de Puerto Deseado que es el puerto pesquero mas importante del litoral patagónico.

Creación:

La Ría Deseado fue declarada Reserva Natural Intangible por decreto Provincial 1561/77.

Relieve:

Mesetario hendido por cañadones con terrazas que bajan en dirección del Atlántico y de la Ría.

Hidrografía:

La Ría Deseado es geológica y faunísticamente única.
Es el único río sudamericano abandonado por su anterior río y ocupado por el mar.

Cuatro veces por día, las prepotentes mareas llenan y vacían ese corredor con ondas de creciente y bajante que llegan a los 6 metros de cota, cuando colaboran el Sol y la Luna.

En el cause irregular de la ría hay bahías dende el agua se remansa y afloran muchas islas.

Clima:

Un promedio de 300 días de viento por año la hace un lugar especial para los aventureros de los deportes de vela.

El viento es oriundo del Pacífico Sur, arrachado y seco por haber dejado casi toda su humedad en los Andes australes.

Es el viento llamado sudoeste en Patagonia y Pampero en Buenos Aires.

Aquí no sobra el agua, la media pluviométrica anual es de 200 milímetros, pero desde 1959 está en descenso como parte del cambio climático global.

Vegetación:

La vegetación es la apropiada para esta parte del sur argentino.

Arbustos y plantas que debido a su naturaleza logran sortear las dificultades propias de tan áspero clima.

En la ciudad de Puerto Deseado se puede observar algunos centenares de árboles, mayormente olmos siberianos, chiquitos, follajudos y fornidos.

Son árboles que junto a la pendiente de la margen norte de la ría abrigan parcialmente a los sufridos habitantes de la ciudad.

Para acceder a mas Información: "Reino Vegetal"

Fauna:

En las islas Chaffers y Quiroga hay nidificaciones de Pingüinos magallánicos (la misma y muy conocida especie que nida en Punta Tombo, en la chubutense península de Valdés), pero en la distante Isla Pingüino, ubicada a 20 Km. mar afuera, abunda en colonias del extraño penacho amarillo, un pingüino chiquito y saltarín cuyas estridentes plumas parecen el peinado de un punk.

Las pingüineras son asoladas por una continua camorra de gaviotas dominicanas y skúas a caza de pichones y huevos.

Aves costeras las Skúas conservan un parecido morfológico con las gaviotas pero ellas en la pirámide trófica militan como bichos de presa, y se toman ese papel tan en serio como cualquier águila.

Otra de las islas interiores de la ría fue invadida por conejos europeos.
Luego de comerse íntegramente toda la vegetación de mata verde, o artemisa, esa población implantada tuvo que que elegir entre la inanición o las algas verdes y marrones, así como entre la deshidratación y el beber agua de mar.

Estos conejos increíbles esperan que algún esperto en hipertensión los estudie, y explique cómo hacen para aguantar esa sobrecarga de sodio sin sufrir un infarto o insuficiencia renal.

En la roca Lobo, que tiene exactamente el perfil de un lobo marino, una transitoria colonia de lobos marinos de un pelo (especie sin valor peletero) sale del agua a calentarse al sol, sobre la piedra.

No faltan los machos aventureros que, con sus 400 Kg., trepan a 15 metros de altura sobre sus aletas, ni las hembras que se pegan zambullidas desde los acantilados.

En los acantilados de la margen sur, frente al pueblo de Puerto Deseado, anidan cinco especies distintas de cormoranes, desde el mas común y menos vistoso (el oscuro Biguá) hasta el de ojos azules.

Hay tres especies de ostreros, esos pájaros industriosos que rompen los mejillones dejándolos caer en vuelo sobre las piedras. La especie mas abundante es blanquinegra, con pico naranja flúo.

Toda la fauna de la ría parece dedicada a un culto de lo visual.

Entre los abundantes delfines, por ejemplo, está la rarísima tonina overa, pintada de blanco y negro, chiquita y vivaz; cuya caza y exportación a los oceanarios de Japón fue impedida en 1983 por el Juez Federal Garzón Funes en un caso que sentó jurisprudencia.

El caso de esta especie resume un poco la suerte de todo este ecosistema excepcional: está lleno de rarezas biológicas y de amenaza humana.

Para acceder a mas Información: "Reino Animal"

Ecología:

En medio de la rareza faunística y geográfica de la ría, hay otra sociológica: los kayakistas.

En un país donde las ciudades dan la espalda al agua y la cultura marina es escasa, Puerto Deseado tiene casi cuatrocientos jóvenes formados por el mar y por los grandes viajes deportivos, o de investigación geográfica y biológica.

Estos minúsculos y desafiantes kayaks de los remeros del Club Municipal Capitán Oneto reman contra la corriente en todo sentido: son ecologistas rabiosos, y protegen la fauna local.

Tienen por costumbre el denunciar ante el destacamento de la Prefectura Nacional todos los actos de contaminación originados por los barcos e instalaciones terrestres de las empresas pesqueras.

Estas empresas depredan el lugar con una sobrepesca de altura continua, que ya ha liquidado los stocks de las especies mas valiosas como la merluza austral; o el reviente sistemático (totalmente prohibido) de las áreas de cría del langostino, como los bajos de Mazarredo.

La constante contaminación de la ría por la despreocupación de algunas personas ha llevado a la proliferación de algas verdes, indicadoras de contaminación y una desaparición creciente de la fauna chica de invertebrados en la zona internareal, que aunque no tiene atractivo turístico, alimenta a pájaros que abundan mucho.

Otra población que ha aumentado es el de la gaviota dominicana que pese a sus alas ha llenado el nicho ecológico normal de otra especie oportunista terrestre: la rata.

Las gaviotas proliferan gracias a la basura orgánica generada por las factorías, y en su explosión demográfica, han aumentado la depredación sobre las crías de los pigüinos, cuyos nidos en la restinga Chaffers y en la Isla Quiroga tratan de resistir el asedio aéreo bajo sus cubiertas de ramas de artemisia.

Deportes:

Como comentamos con anterioridad el deporte por excelencia que se practica en la Ría es el Kayakismo.

Este es un buen lugar para aprender, los debutantes hacen sus orimeras armas en El Espejo, una bahía protegida colindante con el antiguo Muelle de Ramón; pero cuando se sienten un poco seguros no tardan en salir a desafiar la ría abierta.

El que sabe navegar aquí, sabe hacerlo en cualquier lado.

El fondo irregular y pedregoso se combina con las corrientes de las mareas para crear flujos turbolentos y arremolinados, donde -con la ayuda del viento- al deportista no le es fácil mantener el equilibrio.

El chaleco salvavidas es obligatorio, y un neoprene no viene mal, habida cuenta que la temperatura del agua oscila entre los 5 y 7 grados centígrados.

 



   
Enlace a Turismo
Enlace a Indice Temático